Spanish Chinese (Simplified) English

Quienes somos

Marabunta es un portal de noticias ambientales pionero en la Argentina. El sitio difunde información sobre ecología, sustentabilidad, negocios, arte y diseño.

Leer más...

Contacto

Si querés ponerte en contacto con nosotros...

Suscribirse

Email:

Ecoparque porteño: trasladarán a dos osos pardos y un mono

Categoría: Noticias del Día Publicado: Miércoles, 20 Junio 2018

Idra, Atze y Barolina, una monita carayá y dos osos pardos, serán los protagonistas de los próximos traslados que tiene previsto el Ecoparque porteño, que busca "conservar la biodiversidad, el bienestar y la promoción de la educación animal", informó hoy ese organismo.

Mientras Idra, una mona carayá de seis años, espera su inminente traslado a la Reserva Experimental de Flora y Fauna de Horco Molle, en Tucumán, “se la entrena para que ingrese con el menor estrés posible”, señaló a Télam Florencia Presa, encargada de comportamiento animal del Ecoparque.

"Ese tipo de entrenamiento se realiza en casi todos los animales para que en caso de tener que llevarlos a algún control estén preparados, pero se profundiza en aquellos que tienen un traslado confirmado", agregó.

Es el caso de Atze y Barolina, dos ejemplares de oso pardo de 24 años que serán trasladados en los próximos meses a The Wild Animal Santuary, en Colorado, Estados Unidos, por lo que “todos los días” son entrenados por un grupo de médicos y cuidadores del departamento de Bienestar animal del Ecoparque.

Esas tareas, que Télam presenció, consisten en llamar la atención del animal con un “target”, que es una “extensión de la mano” con una pelota amarilla en la punta. Cuando el ejemplar coloca su hocico en esa punta, el cuidador hace sonar un silbato para advertirle que hizo lo correcto y le da un premio, que en este caso fueron trozos de manzana.

"La secuencia se repite guiando a los animales para que caminen adonde se les indique. En el caso de un traslado deben ingresar a unas cajas de transporte, pero hay que lograr que entren por su cuenta para que no sufran”, explicó Presa.

Los especialistas del Ecoparque remarcaron que en los últimos años "se vive un cambio de paradigma en cuanto a la forma de tratar de los animales", ya que “antes se los dormía para los traslados o algunos tratamientos médicos y eso les provocaba mucha tensión, sobre todo a los más viejos”.

"Por eso trabajamos todos los días en este tipo de entrenamiento, salvo que los animales no quieran participar. Si eso sucede, se toma un descanso y se prueba nuevamente, aunque por lo general participan porque para ellos es un juego", retomó Presa.

A casi dos años de la intervención del ex Zoológico de Buenos Aires, aún deben trasladarse unos 500 animales de los 1.300 que originariamente habitaban el predio.

Asimismo, unos 300 animales permanecerán en el Ecoparque porque “son de fauna autóctona, por su edad o porque no están en condiciones de salud para ser trasladados”, señaló la experta.

Por su parte, el ministro de Ambiente y Espacio Público de la Ciudad, Eduardo Macchiavelli, precisó que ese "proceso de transformación" del ex zoo busca “privilegiar el bienestar de los animales, tratando de replicar sus hábitats naturales y corrernos del modelo de espacio cerrado, que es angustiante”.

"También nos proponemos que sea un espacio de aprendizaje, un lugar educativo para que quienes lo visiten puedan estar en contacto con algunos animales, pero sobre todo que tomen conciencia de los hábitats en los que viven y de la necesidad de preservar el medio ambiente”, agregó.

Y, completó: "Estimamos que la primera etapa del Ecoparque, situada en el extremo de Plaza Italia y que contará con un museo histórico, esté abierta para finales del primer semestre de 2019”.

Actualmente, parte del predio está abierto para visitas escolares o de vecinos y organizaciones sociales, que "deben pautarse con anterioridad", recordaron desde el Ecoparque porteño.

Visto: 138

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Suscribirse footer

Email: